Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

· adquirieron siete robots valorados en unos 1.200 euros cada uno a diferentes comerciales utilizando la documentación personal de sus clientes

· Venía estos productos a través de una aplicación móvil de compraventa

· Hasta el momento se han localizado seis víctimas a las que ha estafado 8.400 euros y no se descarta que pueda haber más personas afectadas

Agentes de la Policía de la Generalitat - Mossos de la comisaría del Bages (Manresa) detuvieron el día 23 de mayo una mujer, de 52 años, de nacionalidad española y vecina de Sant Joan de Vilatorrada, como presunta autora de siete delitos de falsificación documental y un delito continuado de estafa.

Todo comenzó cuando a mediados de abril los mozos de Manresa recibieron la denuncia de un ciudadano en el que explicaba que una financiera le reclamaba 2.400 euros por un préstamo que él no había pedido por la compra de dos robots de cocina de una marca conocida valorados en 1.200 euros cada uno.

Ante estos hechos, los agentes iniciaron una investigación en la que localizaron hasta cinco personas que se encontraban en la misma situación y les llegaban deudas de financieras para la compra de uno o dos robots de cocina que ellos no habían efectuado.

Después de muchas gestiones, los agentes pudieron identificar la autora de los hechos y concluyeron que se aprovechaba de la confianza de personas conocidas de su entorno para conseguir una foto de sus DNI.

Uno de los métodos que utilizaba para conseguir estas fotos era trabajando de vidente. Pedía a la clientela una copia del DNI por delante y por detrás a fin de empezar a hacer los trabajos esotéricos. Le enviaban las imágenes del documento a través del teléfono móvil.

Una vez disponía de estas fotos, realizaba compras de robots de cocina falsificando los contratos. Contactaba con diferentes vendedoras de la empresa distribuidora para facilitar el engaño que en total está valorado en 8.400 euros.

Cuando le llegaba la compra, vendía los productos a través de una aplicación móvil de compraventa por un valor de 900 euros y de este modo conseguía una ganancia neta.

La investigación culminó con la detención de la autora de los hechos el 23 de mayo por siete delitos de falsificación documental y un delito continuado de estafa.

La detenida, que pasó a disposición del juez en funciones de guardia de Manresa el día siguiente, quedó en libertad con cargos.

No se descartan que pueda haber más personas afectadas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar