Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El rey franco Wifredo (Grifré), siguiendo la fantasía del mito y leyenda sigue siendo el patrón del creador de la senyera o bandera cuatribarrada…sin embargo, ese falso mito creado en el siglo XIX por el dramaturgo Serafí Pitarra y enaltecido en el XX por el catalanismo floreciente no es más que una fantasía, con más literatura que historia contada en su libro. Auspiciado en su realidad, esta bandera no fue usada por los Condados francos hasta la unión con Aragón.

Posiblemente la mítica historia copiada de un pasaje de la toma de Córdoba por Fernando III, donde se dice que el Rey castellano quiso premiar la valentía de uno de los caballeros empapando los dedos en la sangre del herido y dibujando en su escudo tres franjas rojas. La misma épica también sitúa al rey franco en un barco, donde herido de guerra, pide un trapo que amarillento por el uso y desgaste es puesto en manos del rey, para en ella estampar con sus dedos manchados en sangre las cuatro franjas rojas con la cual identificaron más tarde el estandarte de su reino. En realidad, el escudo de las cuatro barras probablemente lo empezó a utilizar el conde Ramón Berenguer IV (Ramón Isidoro), después de la unión dinástica del condado de Barcelona con el reino de Aragón, a través del acuerdo del rey que no dejó descendencia y casó a su hija Petronila con el Noble Conde. Siendo este el símbolo oficial del linaje a partir de su hijo, el Rey Alfonso II de Aragón (el ignorado por los libros de texto catalanes). Si nos atenemos a las guerras contra los normandos y que el antiguo territorio visigodo se organizó políticamente en diferentes condados dependientes directamente del rey franco, sabremos quizás que en el norte de Francia y el centro de Europa florecieron parecidas heráldicas y estandartes que lucen hoy día como banderas municipales. Concretamente en el cantón de Argovia (Suiza) existe en la localidad de Rheinfelden, este escudo.

90px-Coat_of_arms_of_Rheinfelden_AG.svg.png - 3.87 kB

Rheinfelden perteneció durante la Edad Media a la casa de los Hohenstaufen. Los franceses, al mando de los duques Enrique II de Rohan y Bernardo de Sajonia-Weimar, así como los Imperiales, bajo las órdenes de Johann von Werth, libraron dos combates en 1638. En el primero, Johann von Werth ganó y el duque de Rohan fue herido mortalmente. En el segundo, Johann von Werth fue vencido y hecho prisionero (batalla de Rheinfelden). Quizás esa misma épica de los dedos impregnados en sangre sobre un escudo fue también atribuida al duque de Rohan; o quizás heredaron el estandarte de los tercios españoles durante la Guerra de los Treinta Años.
546861_458264787555897_722172496_n.jpg - 126.47 kB

Una islita del Rin en Rheinfelden cantón de Argovia (Suiza) donde ondea esa heráldica.

Sea como fuere, el blasón de la familia Aragón nos dice esto:

Parti del rreynado de Granada et fuy al rreñado de Aragon, vn rreyno muy vjciosso et abondado. Et ffalle en el çinco çivdades grandes: a la major, do coronan los rreyes, dizen Çaragoça, a la otra, Valençia, a la otra, Tarragona et a la otra, Barçalona et a la otra, Tortosa. Et por este rreynado corre el rrio Ebro et el Flumen Sçinca. Et este rreynado parte con el rreyno de Navarra et con Castilla et con el rreño de Francia et con los montes Perineos. Et el rrey dende ha tales senalles por pendon.

533091_372171426165234_758953135_n.jpg - 49.02 kB

Imagen del "Libro del Conosçimiento con el blasón de la familia Aragón (dueña del mismo), donde se puede leer en antigua lengua romance el anterior texto.

Libro del Conosçimíento.

La transcripción de María Jesús Lacarra y sus colaboradores. Manucristo de hacia 1350, (El Libro del Conosçimíento. Bayerische Staatsbibliothek de Múnich), que es a la vez un libro de viajes y un armorial o repertorio heráldico mundial, se describe este emblema como el de la persona que en esa época gobierna en el Reino de Aragón que entonces comprendía las actuales comunidades autónomas de Aragón, Cataluña y Valencia. Juzguen ustedes mismos, o preguntemos: ¿con que historia o leyenda se quedan?.

 Para los que consideran que el valenciano no es un idioma y si el catalán, la eterna pregunta...¿que fue antes la gallina o el huevo?, para mi y aunque os pese yo no hablo catalán lo mismo que no hablo castellano, hablo español y valenciano en mi Tarragona natal (soy libre de escoger el idioma en el cual me quiero expresar y el valenciano también existe como idioma en Europa y las redes sociales)...http://es.wikipedia.org/wiki/Conflicto_lingüístico_valenciano

 

J.L.N.G. "El Eco de la Historia" Abril 2015.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar