Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

13450221_10208387772883817_7149927464787392935_n.jpg - 39.85 kB

Foto del aniversario en 2012.

Ya han pasado 30 años de esa noche que recuerdo como si fuese ayer. Bajábamos mi novia (mi actual mujer) y yo por la carretera de la costa desde Salou donde ambos trabajabamos, Pasada la medianoche, a la altura del Recó de Salou se divisaba una enorme bola naranja que iluminaba todo. Una marabunta de estudiantes de la Universidad Laboral vagaban sin rumbo pero en contradirección de las llamas...me froté los ojos y no podía creer lo que veía, mi familia entera vivía en medio de aquel infierno que con probabilidad los habría engullido . La recuerdo como si fuera ayer... pregunté a una mujer que nos hacía señales para subir a nuestro vehículo intentando huir del infierno...¿que ha pasado?, La mujer veraneante en La Pineda decía que había explotado la Planta de Butano y que Tarragona había desaparecido del mapa...yo iba hacia allí, pero justo miré hacia el teléfono público que había a escasos metros, en la cabina de teléfonos del Recó no había nadie llamando...cogí el teléfono y llamé a todos los números que mi memoria retenía, mis padres, mis hermanos...pero la respuesta de la centralita era la misma, esa voz robótica que decía que estaban colapsadas las líneas...mi desesperación era tal que no sabía que hacer si ir hacia las llamas, o como todo el mundo huir de ellas.

Pusimos la radio y por fin un poco de información ya que las emisoras locales no funcionaban. Pensé que lo mejor era ir a nuestra parcela en Montroig del Camp quizás allí encontraría a los míos si habían conseguido huir de ese infierno. Al llegar allí y ver el coche de mi hermano mayor, a mis padres, mis sobrinos no tuve más motivo que abrazarme a ellos y llorar de alegría...había pasado mi pesadilla que jamás olvidaría. Ya a altas horas de la madrugada pasamos por Reus para ver como estaba la familia de mi mujer , ellos algo más tranquilos, pero se divisaba desde casa de mis suegros aquella gran llamarada iluminando todo el Camp de Tarragona. Pasamos por la carretera de Reus Tarragona y vimos que la catástrofe no fue tal gracias a la suerte, pero aún recuerdo a la gente en pijama caminando por las carreteras sin rumbo. ..las caras desencajadas de las personas...el calor de las llamas y esa gran luz naranja...a veces pienso que tuvimos suerte que nos pillara de noche, porque si no les hubiese fallado el plan, la masacre estaba servida...

Hoy 30 años después se ha olvidado todo aquello, se invita a los representantes de los terroristas a los que nunca han condenado o rechazado un atentado por cruel que éste haya sido a los estamentos gubernamentales de mi tierra...Se corona a Otegi y su banda como héroes nacionales, aquellos que son y fueron responsables de esa horrenda luz naranja que aún atormenta mis sueños.

El Nacionalismo es capaz de anular cualquier atisbo de sensatez.

 

Como esta. mi historia, hay cientos de miles de historias parecidas, como las vidas humanas con las cuales pudieron acabar aquel día si su macabro plan no les hubiese fallado. Porque su intención, la de la banda terrorista ETA, era acabar con toda la vida existente en Tarragona, su comarca, provincia o incluso región.

 

Jose Luis Navarrete Grima "La Rueda de la Verdad" la-rueda.jpg - 8.09 kB12 Junio1987-13 junio 2017.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar